Seleccionar página

Bilbao en un fin de semana (de excesos)

Bilbao en un fin de semana (de excesos)Puntuación 82%Puntuación 82%

Viajar solo a Bilbao: Misión cumplida CON AMIGOS

Estamos en 2020 y nada es normal. Entonces es un buen momento para viajar solo, no, sino con unos amigos a Bilbao en el Puente del Pilar al estilo «pensado y hecho». En nada ya estaba todo reservado. Hay destinos y momentos para viajar sin ninguna pretensión que no sea más que comer, beber y dar una vuelta con un par de amigos.

Y la verdad es que se cumplieron los pronósticos, pues fue un viaje que cumplió dicho propósito: lo pasamos bien, vimos con tranquilidad las cosas más típicas y además tuvimos un tiempo perfecto el día que más paseamos al aire libre. Todo a pedir de boca.

estacion antigua bilbao

Bilbao sin lluvia no es Bilbao

BILBAO, ESE OSCURO objeto de DESEO

Estaba ojeando uno de esos blogs para turistas donde te dan toda la información hasta para atarte los cordones cuando se te desatan. Tan solo reservé algunos museos con antelación y miré un poco el mapa para elegir el hostal. La verdad es que a mi me importa un pito saber todos los detalles de los lugares a donde voy a ir. Justo al contrario, más bien los justos y necesarios. Viajar solo a Bilbao o a cualquier otro lugar es descubrir, dejarte sorprender y conocer esos lugares que forman parte de tu imaginario histórico y literario. 

Para mi Bilbao es esa ciudad  gris, industrial y con gran tradición gastronómica y rockera. Es la película del Pico, las fiestas salvajes de la semana grande de Bilbao y por supuesto, el Athletic y más recientemente, el Guggenheim.

El Guggenheim mola. Y es un buen refugio para cuando llueve.

UNA CIUDAD CON SABOR

Tiene un tamaño ideal. No es una ciudad pequeña como Cuenca, pero tampoco es super extensa como Madrid. Y tiene una arquitectura, fachadas y avenidas que dan testimonio de la actual y pasada prosperidad bilbaína.

olafur elliasson sala

No es Jesucristo: soy yo. Sin filtros.

Es una de esas ciudades temáticas: tienen un río (ría), miradores, montes, casco viejo, diferentes barrios etc. Eso le da un encanto propio y singular. Además tiene ese aura de ciudad que en su momento vivía volcada a la industria. Uno se imagina la ría llena de hornos, barcazas y gruas en pleno centro de la ciudad.

Hacer una rueda de prensa de resaca no mola

También Bilbao ya no es lo que era. Igual que en Turín, hubo una limpieza de imagen, pasando de ser ciudades oscuras-industriales a ciudades de servicios. Si uno ve los muelles de la ría se imagina esa Bilbao en los años 80 llena de heroinómanos tal como aparecían en la película del Pico: rodeados de mugre y de industria pesada.

 

Qué bonito debió ser el Bilbao de los 80 lleno de yonkis en los muelles

NADA DE ESTO FUE UN ERROR

No empezamos con buen pie nuestra estancia en la capital vizcaína, puesto que después de nuestro primer asalto a la noche bilbaína tuvimos un pequeño percance en nuestro alojamiento relacionado con la alarma de incendios de nuestra habitación. Temimos por nuestra estancia en el hotel dada la reacción de la dueña al día siguiente, pero al final parece ser que los ánimos se enfriaron, o al menos pudimos seguir entrando al cuarto el resto de días. En nuestro favor decir, que no fue culpa nuestra, a pesar de no darnos cuentas del jaleo que se organizó.

Getxo es conocido por el puente colgante, Las Arenas y el Getxo Sound

Todavía en estado de shock por la disputa sonora, allá que nos fuimos de museos y miradores. Qué tranquilidad fue pasear por Bilbao sin hordas de turistas (no todo es malo en los tiempos del COVID) y qué bonita han dejado la zona de la ría. Me llevo unos paseos agradables por ahí y por los bonitos miradores de Bilbao. También alguna charla o ¿flirteo? con unas octogenarias en un conocido puente del centro.

El Monte Artxanda: El Montjüic bilbaino Patxi.

Mención aparte la zona de las Arenas de Getxo, en la parada de metro de Areeta. Viajar solo a Bilbao por conocer este enclave, ya merece la pena. Me gustó mucho ver el famoso puente colgante y sobre todo pasear por toda la zona del paseo marítimo de Getxo con esas casas señoriales de principios de siglo. Sobrio y con un toque melancólico, al estilo del muelle de Newark de Los Soprano. Un lugar que te transporta a una época. ¿Una época mejor?.

arroz chipirones getxo

Arroz de Chipirones en Getxo. Manjarazo.

Mis impresiones bilbainas:

  •  El «casticismo» de sus bares: Si uno sale de juerga advierte enseguida los grandes vínculos nocturnos con Madrid y otros lares de la geografía hispánica. No en vano, Bilbao, como el 70% de los municipios vizcaínos son de fundación Castellana. Es algo que se aprecia pronto al patear las calles y observar los hábitos sociales de la gente.
  • Aeropuerto express: 11 minutos cronometrados desde el Aeropuerto al Hotel y viceversa, en taxi (27). ¿Está construido en el centro de la ciudad?
  • Hojarasca «cultural»: Al hilo del casticismo, uno cuando va a Bilbao espera ir a un planeta diferente por el tema de la cultura euskalduna y las reivindicaciones políticas vascas (algunas nada pacíficas en un pasado no muy lejano). Nada más lejos de la realidad. Lo que si que es evidente cuando das una vuelta por Bilbao es la clara hojarasca cultural intencionada, al mismo estilo pujoliano, de la que está impregnada la ciudad. De una forma impostada, en mi opinión. Cada uno que saque sus conclusiones.
  • ¿Telmo Zarra?: Cuando uno visita la Catedral y su museo espera ver la figura de Telmo Zarra  (el goleador histórico del Athletic y uno de los mejores jugadores vascos y de España de siempre) de una forma mucho más protagónica durante el tour. ¿Tiene que ver con lo de la «hojarasca»? 
  • Buenos precios. Pese a ser un municipio con una renta alta, salir de paseo, comer y beber como un gorrino no es excesivamente caro.
  • Gente amable y dispuesta a perder tiempo con turistas impresentables (como nosotros).
Ver esta publicación en Instagram

#onirico

Una publicación compartida de Edu Moll (@edumecenas) el

Olafur Eliasson debió probar algo que debe pegar fuerte

IMPRESCINDIBLE PARA TU VIAJE

Un chubasquero o/y un paraguas debe ser lo primero que metas en tu equipaje para ir a Bilbao. Intenta no llegar muy borracho al hotel cuando vuelvas de pintxos: no está bien visto seguir cantando como si siguieras de potes.

¿qué hacer?

Tomate un café en la Plaza de Unamuno, potea por el casco viejo, pasea por la ría, vete a las Arenas de Getxo…y resguárdate los días que llueva en el Guggenheim, en el museo del Athletic Club o en cualquier otro museo bilbaino. 

¿dónde hacer fotos?

Dispones de muchas perspectivas: puentes, miradores y lugares añejos como la Plaza Nueva. Indispensable: desde el monte Artxanda tendrás todo Bilbao a los pies de tu smartphone.        Foto Alternativa

¿dónde COMER?

Se come de puta madre en general en cualquier barrio. Ahora bien, el casco viejo para ir de pintxos y para un chuletón consulta internet. Te recomiendo el Río Oja para comer de cazuelitas y también este bar de Menú de Getxo. ¡Dios bendiga los excesos culinarios!

¿dónde fiestear?

El taxista (los taxistas lo saben todo) nos aconsejó ir a la calle Ledesma. Y claro, acertó. Buen ambiente, tardeo y viejóvenes. No pudimos catar por el puto COVID el mítico Antzokia y otro garito también recomendados por el peseto. Censura a parte, muy recomendable la noche bilbaina 😉

¿dónde dormir?

 Te recomiendo el 7 Kale Bed & Breakfast. En pleno casco viejo. Sin ruidos. Muy limpio, completo y acogedor. Fácil para recogerte en taxi y al lado de bares, restaurantes… y un ultramarinos oldschool . ¡Para comprar garrafas de agua y comida basura en casos de emergencia biogenética!

Puente Colgante Getxo

Desde Santurce a Bilbao, vengo por toda la orilla: somos ratas de Bizkaia

Veredicto Final

82%

Resumen ¡Un sitio ideal para pasar dos días de cultura, comilonas y vinos!

¿Repetir mismo plan?
90%
¿Precios?
75%
¿Comida popular?
85%
¿Clima loco?
90%
¿Sitios fotogénicos?
80%
¿Historias censuradas?
75%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

“En Eduardo Moll Pinto trataremos la información que nos facilites con la finalidad de enviarte información relacionada con tu solicitud sobre nuestros productos y servicios. La base jurídica que legitima el tratamiento es tu consentimiento. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a [email protected] También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.”

¡Sigue a Hostalmania!

Suscríbete a las notificaciones

Recién salido del horno

Comentarios recientes

    Comentarios Recientes