Seleccionar p√°gina

Fin de semana con clase en Sofía

Fin de semana con clase en SofíaPuntuación 70%Puntuación 70%

Viajar solo a sofía: el hombre lobo ya no está en parís

Es Agosto y acabo de llegar de la playa. Entro en casa, me bebo un culo de agua fr√≠a que queda en la nevera y me viene a la cabeza Sof√≠a. La capital de Bulgaria, no una ¬ęamiga¬Ľ.

No es un pensamiento muy normal, a no ser que te parezca normal que un astronauta recién llegado a la Luna se ponga a pensar en las virtudes del lomo embuchado.

Pero querido lector, perm√≠teme decirte que todo tiene una causa en la vida: he estado tost√°ndome al sol en una rica tertulia veraniega junto a la persona con la que he compartido los √ļltimos viajes no-solitarios de los √ļltimos tiempos.

Quiz√°s me vino a la cabeza Sof√≠a porque fue el primer viaje que hicimos los dos solos, quiz√°s porque es el viaje que falta para cerrar la trilog√≠a junto a las salidas de Bilbao y Alicante con esta persona o quiz√°s porque el otro d√≠a habl√© con una amiga b√ļlgara. Puede que todo, qui√©n sabe.

Para evitar referirme a √©l como ¬ęesta persona¬Ľ, ¬ęse√Īor X¬Ľ y cualquier otra cosas misteriosa, le voy a llamar directamente ¬ęMosqui¬Ľ, el ya sabe por qu√©, y adem√°s, a estas alturas creo que solo √©l ha le√≠do est√°s divagaciones viajeriles, por lo que no hay ninguna brecha de privacidad, como dicen en su argot los anti-virus.

¬°Va por ti Mosqui!

centro sofia

Tremendas vistas desde el ventanuco del hotel.

rememorando los d√≠as de vino y b√ļlgaras

¬ęFolclore, nocturnidad y alevos√≠a¬Ľ son las tres palabras con que Mosqui recuerda nuestro querido viaje a tierras b√ļlgaras. Probablemente su mente calenturienta y llena de enso√Īaciones eslavas no le de mucha claridad en sus elucubraciones, pero quiz√°s algo de raz√≥n haya en ellas.

Soy partidario de escribir en el blog a las dos semanas o tres de regresar, con los recuerdos más claros en la cabeza y así no dejarme llevar por los más bajo instintos narrativos. No. Mejor dejar que todo esté reposadito como un buen tequilita.

¬ŅPero qu√© ocurre cuando escribes sobre un viaje que ocurri√≥ hace dos a√Īos? Ahora m√°s que recuerdos reposados, te encuentras con que:

  • Olvidas los detalles m√°s nimios.
  • La realidad se deforma con la exageraci√≥n.

Pues bien, con la intenci√≥n de ser lo m√°s ver√≠dico posible, pero sin importarme meterle un poco de IVA al relato, he comenzado a ver las fotos de la carpeta ¬ęSOFIA18¬Ľ y me han dado una nueva perspectiva.

Los mini-recuerdos comienzan a aflorar: qué comimos en tal sitio, qué broma hicimos en tal situación o qué pasó tal noche, etc.

Ya lo veo todo claro. Todo fue muy correcto y hasta tranquilo, dentro de nuestros parámetros de pendencerismo habituales. Así que no habrá necesidad de exagerar (mucho). 

Procedamos a abrir la caja de pandora b√ļlgara.

guia turistica sofia bulgaria

Ermitas, edificios soviéticos y pencos de carne: la tarde ideal en Sofía.

el tel√≥n de acero a√ļn tapa rico: d√≠a 1

Nuestro hospedaje fue en el hotel Maksim, bien √ļbicado, tranquilo y a tiro de piedra de todo lo digno de ver de Sof√≠a. Al norte un barrio nada seductor cuando llegaba la noche y al sur y a trav√©s del bulevar Maria Luiza quedaba todo lo digno de ver de Sof√≠a, hasta llegar al propio centro de la ciudad.

television bulgara

Excelente programación en la pantalla plana de nuestra suite.

Nuestro centro de operaciones tenía ese regustillo de edificio soviético, vetusto (sin llegar al grado de destrucción del hostal de Kiev) y con un estándar de calidad un poco por detrás de los países occidentales. Los desayunos muy ricos y repletos de marranadas calóricas, de las que como corresponde, dimos buena cuenta de ellas.

Sin embargo, mi compa√Īero de crimen no me avis√≥ previamente que nuestro camarote solo dispon√≠a de una habitaci√≥n de matrimonio, por lo que entre su roncata y su habilidad para dormirse el primero de los dos, mi sue√Īo acab√≥ un poco trastornado durante los dos d√≠as que pasamos en la ciudad de nacimiento de Penev. ¬°Gracias por la serenata Mosqui!

Una linda konga b√ļlgara.

Llegamos de noche así que al despertarnos al día siguiente nada mejor que inflarnos a desayunar para dar el típico primer pateo de rigor por la city. Por Maria Luiza empezamos a ver cositas pero rápidamente nos unimos a un grupo turístico guiado que Mosqui había calado creo que en internet previamente.

Mosqui es muuucho m√°s sociable que yo y tiene (entre otros) el super-poder de no tener la m√°s m√≠nima verg√ľenza de hablar con cualquier desconocido/a. Cuando vi que pon√≠a ojitos de desgraciado supe que nos conven√≠a unirnos a ese grupito guiado…

poesia bulgara

La buena literatura espa√Īola, presente en Sof√≠a.

Por la voluntad (unos pocos levs) fuimos viendo los edificios y monumentos m√°s rese√Īables de la capital b√ļlgara, con su correspondiente historia. A recalcar algunas historias del pasado como sat√©lite sovi√©tico. ¬ŅC√≥mo no amar el dicho ¬ęvotar a la b√ļlgara¬Ľ?

En el grupo guiado hab√≠an dos mochileras espa√Īolas con pinta de veganas militantes y muy poco dadas a alegr√≠as porcinas, y la verdad es que no nos dieron mucha bola as√≠ que tampoco les invitamos a emborracharse con nosotros m√°s tarde. No proced√≠a con su talante serio y macrobi√≥tico, no fuera a que les diera por beberse una lechuga y se atragantasen…

En su descargo tengo que decir que dejando de lado el rollo eco-tur√≠stico que transmit√≠an, me dio la impresi√≥n que quer√≠an echar miles de fotos a cada cosa que vieran en esta ruta guiada. Fotos que se encuentran en internet ya, y con mejor calidad. Lo digo siempre: en las fotos de viajes, que salgan personas mayormente. ¬ŅPara qu√© vas a hacer mil fotos a la Torre Eiffel si ya existen cientos de ellas espectaculares?

Quizás eran para hacer un blog con un material gráfico tan espectacular como el que hay en esta entrada(modo ironía ON) y por eso no querían perder tiempo con dos rufianes del turismo ibérico.

monumento sofia

Pasado romano en Sofía: Serdica.

Dejando de lado esta observaci√≥n escatol√≥gica de nuestras amigas, que era para rellenar un poco m√°s esta entrada, despu√©s de esta obligatoria ruta cultural, pasamos a placeres m√°s terrenales en las terrazas de las cervecer√≠as que las bonitas zonas ajardinadas de la ciudad nos ofrec√≠an. ¬°¬°Qu√© rica la birra b√ļlgara!! (no recuerdo ning√ļn nombre comercial aut√≥ctono del l√≠quido elemento. Gracias memoria. Gracias alcohol.)

Y por √ļltimo, y tras este merecido par√≥n de un par de horas, nos fuimos a ver lo que es quiz√°s el edificio m√°s emblem√°tico de Sof√≠a, la Catedral de Alejandro Nevski. No entramos pero por fuera nos sobr√≥ para echarnos unas fotos muy chachis, muy ortodoxas.

fotos de sofia bulgaria

Con mucho empaque.

¬† viviendo la dolce vita b√ļlgara: sultans of sofia

Una vez liquidados los compromisos con el arte y la historia local, durante los dos días siguientes los encaramos con ánimos de dejarnos llevar por las calles del juego y el vino de Sofía.

Los emplear√≠amos para pasear por el centro, terracear, comer rico, ver algunas personas e incluso mi acompa√Īante ocupar su tiempo en alg√ļn compromiso ¬ęprofesional¬Ľ relacionado con su ¬ęafici√≥n¬Ľ (no la desvelar√© para mantener su privacidad a salvo…).

Y así fue. Sofía es una ciudad perfecta para pasar un fin de semana. Tiene un ritmo de vida lento y plácido, con un centro bullicioso y repleto de garitos donde parar y relajarse.

Rueda por los bares del Bulevar Vitosha

Tampoco notamos grandes problemas de inseguridad o ambientes raros, tal como uno puede suponer previamente al ser un país del este, con la fama que cardan ciertos grupos de bandas no precisamente juveniles...

Nada que ver, todo transcurri√≥ de la forma m√°s tranquila y apacible entre edificios de granito, iglesias ortodoxas y Starbucks a la b√ļlgara.

Y dir√≠a casi al 100% que no vale la pena ver nada que no est√© dentro del anillo delimitado como ¬ęcentro de ciudad¬Ľ (Google Maps) y adyacentes. No te vayas muy al norte ni muy al sur. Es posible que tires tu tiempo.¬†¬†

Pues bien, con ese ritmo descansado y semi-dominguero fuimos consumiendo las horas plácidamente. Almorzamos finalmente con una antigua amiga de trabajo de mi periplo barcelonés y probamos algo con yogur y remolacha (?).

Acabamos acompa√Īando a mi amigo para que se uniera a una bailanta aut√≥ctona y cogimos el metro por primera vez, tras seguir las indicaciones de mi amiga para adaptarnos al sistema local de ticketeado.

Y llegamos al bonito parque del NDK, con un music√≥n sonando a toda traca desde buenas horas de la tarde, para nuestra alegr√≠a. Hab√≠a buen ambiente y gente joven. Eso s√≠, el jaleo ven√≠a de una cafeter√≠a local, de su terraza m√°s concretamente, nada del concepto ¬ętardeo¬Ľ hisp√°nico. Todo mucho m√°s contenido y sin tanto alcohol, pero buen lugar para pasar la tardecita.

Por la noche nos encontramos a unas paisanas que ya hab√≠amos visto en el aeropuerto y las cu√°les hab√≠an sido compa√Īeras de instituto de Mosqui. Acabamos cenando juntos y alternando en un garito de Maria Luiza, cercano a nuestro Hotel muy rollo Este: cachimbas, m√ļsica muy pachanguera a todo volumen, chicas super-maqueadas y combinados a base de dosificador. A√ļn as√≠, lo recuerdo como un rato entretenido…

Mención aparte la vuelta caminando al hotel por este mítico Bulevard que recorrimos igual o más que el famoso via crucis de la rambla de Alicante: a partir de ciertas horas los neones, los matones en las puertas de casas de apuestas y tugurios varios, dicen presente en Maria Luiza, y la verdad es que es bastante pintoresco, por ser generoso

menu casa azul sofia

Cada Coca-Cola b√ļlgara tiene inscrito un precioso poema escrito en cir√≠lico.

Al d√≠a siguiente, antes de coger por la tarde el avi√≥n de vuelta a casa, fuimos un poco m√°s al sur a ver algunas librerias y de paso comimos por all√≠. Era la zona quiz√°s m√°s ¬ęalternativa¬Ľ de Sof√≠a. Todo bien.

La Casita Azul, la Factory warholiana de Sofía. Algo así.

Mis impresiones sofienses:

  • Expectativas superadas ampliamente. Reconozc√°moslo: Sof√≠a no es el viaje con el que sue√Īas desde ni√Īo. No. Y adem√°s si piensas en las bandas de bandidos, la fama del Este etc. pues puedes esperarte cualquier cosa. Pero no. Est√° en general bien cuidada, limpia y resulta bastante agradable de ¬ęconsumir¬Ľ en todos los aspectos.
  • Conexi√≥n espa√Īola: Te recomiendo visitar la sinagoga jud√≠a, que agrup√≥ la mayor comunidad de sefarditas expulsados en Espa√Īa en 1492 y sus descendientes.
  • Puentes y Parques. quedan un poco fuera de gu√≠as y rutas, pero si tienes tiempo aprovecha para conocer el Puente de las √Āguilas y de los Enamorados y las diferentes zonas verdes que ofrece el centro de la ciudad.
  • Por la noche, en ciertos lugares de la ciudad uno parece estar en el videoclip de ¬ęHombre Lobo¬Ľ. Un rico sabor decadente de anta√Īo.¬†
  • Precios por los suelos¬†si los comparamos con los de Espa√Īa. ¬°Aprovecha y date cuantos homenajes puedas en cualquier campo del placer!
  • Pocos¬†pedig√ľe√Īos en las calles de Sof√≠a. Pensaba encontrarme un centro de ciudad mucho m√°s degradado, pero nada que ver. Todo muy aseadito.

IMPRESCINDIBLE PARA TU VIAJE

Ves a Sofía con ganas de desconectar y hacer turismo slow-life. Y descárgate Tinder antes de ir en el caso que te guste el amor online, ¡un amigo me contó que las tinderellas sofienses son muy simpáticas!

¬Ņqu√© hacer?

Ap√ļntate a una ruta guiada, tomate una cerveza en el centro o en en un parque o compra libros en Greenwich o Elephant. Vamos, lo que har√≠as en cualquier ciudad…¬°pero por menos dinero!

¬Ņd√≥nde hacer fotos?

Los parques, bulevares y arquitectura soviet, m√°s las iglesias ortodoxas, son un buen combo y fondo para tus fotitos.

Indispensable: Una foto en la catedral es el certificado oficial de que has estado en Sofía

¬Ņd√≥nde COMER?

Se come de lujo y barato en cualquiera de los antiguos y bonitos restaurantes del B.Vitosha. Aprovecha para darle al Sushi y te recomiendo tambi√©n dos paradas obligatorias: Made in Blue y el Hadjidraganov’s. ¬°Flipar√°s pap√°!¬†¬†

¬Ņd√≥nde fiestear?

El concepto de fiesta en Sof√≠a no tiene nada que ver, digamos que por ejemplo, con el de Teruel, pero en Vitosha y Maria Luiza encontrar√°s lugares para la bailanta que te pueden interesar: m√ļsica a todo volumen en altavoces que dan a la calle son su reclamo.

¬Ņd√≥nde dormir?

¬†El Hotel Maksim no es el Palace, pero est√° bien ubicado: a tiro de piedra de todas las cosas dignas de ver adyacentes a Maria Luiza y del centro. Tiene el Hadjidraganov’s detr√°s, para que te pegues tus banquetes t√°rtaros sin apenas salir de casa.

horario sofia

Yo pondría también la de Albacete. Por respeto.

Veredicto Final

70%

Resumen Un finde "slow-life" en modo económico en una capital que supera las expectaticas.

Repetir mismo plan
85%
Precios
95%
Comida popular
85%
Clima
70%
Sitios fotogénicos
75%
Historias censuradas
15%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¬°Sigue a Hostalmania!

Suscríbete a las notificaciones

Comentarios recientes

    Comentarios Recientes